• Decálogo del viajero

    Para el número 6 de La Cruzada del Saber, además de un planeado artículo fotográfico sobre Mauthausen que realmente espero poder realizar, preparé, por si las moscas, otro pequeño artículo.

    De momento me gustaría dejar aquí plasmado el "decálogo del viajero". Comentarios, sugerencias y críticas son siempre bien recibidas.

    Decálogo del viajero. Me aventuro a dar unos pequeños consejos a los lectores, consejos que pueden no ser compartidos por todos. Si tal es el caso, animo a los lectores que discrepen conmigo a que los discuta y comente estos consejos en los foros de la revista.

    1) Aprende algo interesante del lugar al que vayas a viajar; algo de la lengua local, algo de historia, cultura y costumbres. Todo resulta más interesante si uno conoce los porqués.

    2) Contacta con los locales. Nadie mejor que ellos podrá jamás enseñarte un lugar, y sin duda, sus historias y anécdotas serán mejores que cualquier guía escrita.

    3) Cuanta más libertad de movimiento, mejor. Siempre que puedas, evita cualquier actividad organizada que constriña tanto tus movimientos como tu tiempo.

    4) Las carreteras locales son siempre más interesantes que las autopistas. Normalmente uno piensa que cuanto antes se llegue al punto de destino, mejor, ya que así se puede comenzar a disfrutar. Pero se puede comenzar a disfrutar desde el principio. Si viajamos en coche tenemos la gran suerte de decidir dónde y cuándo queremos parar; disfrutamos de gran libertad. Aprovéchala, toma carreteras secundarias y recréate con el paisaje.

    5) Tómate tu tiempo, disfruta de allí donde estés sin prisa alguna. A la vuelta ya habrá lugar otra vez para las prisas.

    6) Ten siempre a mano mapas de la zona, de la ciudad, región o país que visites. Decide a dónde quieres ir, y usa el mapa. Un GPS al que programes para que evite autovías y/o autopistas también puede ser de gran ayuda.

    7) ¡Piérdete! Perderse es sin duda lo mejor que le puede pasar a un viajero. Cuando uno se pierde, y hasta que encuentra otra vez el camino deseado, todo lo que ocurra puede ser una auténtica aventura.

    8) Intenta alejarte en lo posible de las grandes zonas turísticas. Por supuesto, si uno va a Roma querrá visitar el Coliseo. Pero siempre existen otros ángulos más allá de donde están todos los turistas concentrados. ¡Intenta evitarlos!

    9) Deja de lado tus prejuicios, estate preparado para lo que venga. Los imprevistos y las incomodidades son parte de la rutina de un viajero. ¡Un viajero no busca balnearios, sino aventuras!

    10) Usa todos tus sentidos: huele, prueba, mira, escucha, toca. El viajero aprende de todos y cada uno de sus viajes, y crece con ellos como ser humano. ¡Aprende!



    MAS SOBRE EL TURISMO SIGUIENDO ESTE ENLACE
    Comenta esta entrada siguiendo este enlace.

    (c) José Miguel Roncero Martín, Noviembre de 2009

    more
  • 5 comentarios:

    merengue dijo...

    Muy buen decálogo, ¡¡¡viajero con suerte!!! XDDD

    Alberto dijo...

    Totalmente de acuerdo. Cuando viajo, algunos amigos me dicen que estoy loco viajar en autobuses locales, trenes, bicicleta e intentar vivir unos días como la gente del sitio que visito. Comer donde ellos comen, use los tranportes que ellos usan, dormir en hostales en lugar de hoteles e intentar estar en contacto con la gente. Pero es lo que busco, cambiar un poquito mi vida durante unos dias.

    Heferstion dijo...

    Saludos, Merengue y Alberto.

    Pues sí, Alberto, no hay nada como viajar así. Es cierto que corres más riesgos (yo, por ejemplo, sufrí diarrea unos días en Bolivia), pero en el fondo merece la pena.

    Cuando uno va de tursita, vuelve con souvenirs y fotos. Cuando uno va de viajero, vuelve con experiencias, aventuras... y fotografías ;)

    Un saludo.

    Carolito dijo...

    No hay nada como conocer el sitio al que viajas como una persona mas perteneciente a la cultura, viviendo cada detalle. Debes tener una mente muy muy abierta y entender las diferencias que existen en todas las culturas.

    http://www.bananaadventuretours.com

    Heferstion dijo...

    Pues Carolito, estoy 100% de acuerdo con tu comentario.

    Un saludo desde Viena ;)